En 2012 se inauguró en Bilbao el edificio Bizkaia Aretoa, también conocido como el Paraninfo de la UPV/EHU, obra del arquitecto Álvaro Siza en Bilbao.

Al Bizkaia Aretoa le ha tocado la difícil misión de defender su presencia en un punto de la ciudad en el que la arquitectura compite por liderar el paisaje urbano. Sin embargo, la propuesta arquitectónica con la que Siza diseña el Paraninfo logra dar al edificio el equilibrio y serenidad perfecta para hacer que su presencia sea objeto de todas las miradas.

Del conjunto de elementos del edificio uno de los más interesantes es el material de sus fachadas. Su perímetro exterior es de mármol banco, se llama mármol de Macael1. Es un tipo de piedra muy exquisita por su color blanco y por su capacidad para reflejar la luz de forma difusa creando la ilusión de suavidad. Su perímetro interior es de azulejo portugués de color gris.

Ambos materiales juntos se comportan como un termómetro del clima urbano. Cada instante es diferente, cambiante, parece como si el edificio tuviera un estado de ánimo solidario con la luz y el clima.

Al emplear estos dos materiales combinados con grandes ventanales horizontales logra dar un efecto muy claro de continuidad que hace que el edificio se perciba como una pieza tallada única.

Pero lo más importante es que el Bizkaia Aretoa tiene un secreto ¿te gustaría conocerlo?

Sólo tienes que subir hasta la planta primera para encontrar un fantástico jardín abierto hacia el paisaje: la ría, el monte Artxanda y la arquitectura. Un oasis en pleno Bilbao.

¿Te apetece descubrirlo?

El mármol de Macael procede de una cantera de Almería, además del mármol blanco que Siza elige para la fachada del Paraninfo, también hay otros tipos dos tipos: uno de color gris y otro amarillo. La luz y suavidad del mármol lo hacen tan bello que ha sido empleado en edificios tan reseñables como el Teatro Romano de Mérida, donde puede verse en sus columnas, y el Patio de los Leones de la Alhambra de Granada