Durante estas semanas (15 al 31 de Enero) se está disputando en Polonia el Campeonato de Europa de balonmano de selecciones. Wroclaw (Breslavia), ciudad que comparte Capitalidad Cultural Europea con Donostia/San Sebastián en el 2016, es una de las sedes del evento deportivo. España junto a otras selecciones está diputando sus partidos en el Palacio del Centenario (Jahrhunderthalle). Este edificio es una auténtica joya arquitectónica diseñada por Max Berg, arquitecto municipal de la ciudad, junto con los ingenieros Günter Trauer y Willi Gehler en 1910 y construido entre 1911 y 1913.

Este edificio puso de manifiesto ya entonces, las grandes posibilidades del hormigón armado como material con el que obtener estructuras de apariencia esbelta y ligera. En el momento de su construcción fue la mayor estructura del mundo levantada con este material.

El diseño final de Berg, tenía una gran sala central con capacidad para 10.000 personas (6.000 de ellas sentadas) que se completaba con cuatro espacios laterales. Su cúpula, elemento más destacado del conjunto, medía 65 metros de diámetro.

El edificio tuvo distintos usos, hasta que en la primera década del siglo actual sufrió una profunda restauración que, entre otras cosas, le devolvió las ventanas con el diseño original de Berg. A raíz de su puesta en valor, la construcción fue incluida en el año 2006 en la lista de la Unesco del Patrimonio de la Humanidad.

En la última década, lejos de permanecer como un monumento vacío y sin uso definido, alberga distintos eventos de carácter cultural y deportivo de primer nivel. Ya en el 2009 acogió varios partidos del Eurobasket celebrado en el país polaco. Ahora de nuevo, se celebra un nuevo evento deportivo como el Campeonato de Europa de Balonmano. Como se puede comprobar, más de un siglo después de su construcción el Palacio del Centenario sigue estando de actualidad.