Tal día como hoy nacía en 1904 el arquitecto mexicano Luis Barragán al que hemos tenido la ocasión de aproximarnos durante el mes de febrero en nuestra sección de A escala humana. Para celebrarlo como merece os dejamos dos preciosas reflexiones que realizaron sobre él dos personas de altura en el mundo de la arquitectura y la fotografía.

La primera de ellas es de Louis I. Kahn, gran arquitecto norteamericano que tuvo la ocasión de conocer personalmente a Luis Barragán y con quien mantuvo correspondencia.

Debo contarles un último relato que versa sobre mi último encuentro con un hombre, maravilloso arquitecto de México. Mientras caminaba por su casa sentí el carácter de “casa”, adecuada para él y apropiada para cualquier hombre en cualquier momento de su vida. La casa afirma que el arquitecto sólo busca la verdad, y que lo tradicional o contemporáneo no tiene ningún significado para él. Sus jardines están concebidos como lugares personales imposibles de duplicar. Le dan a uno la sensación de que cuando un jardín está construido todos los dibujos utilizados en el proceso deberían ser destruidos. El jardín mismo permanece como la única realidad auténtica, que debe aguardar a su madurez para realizar plenamente el espíritu de su creación.

En México conocí al arquitecto Barragán. Me impresionó su trabajo debido a su cercanía con la naturaleza…Su casa no es simplemente una casa, sino la casa misma. Cualquiera podría sentirla suya. Sus materiales son tradicionales, su carácter eterno. Hablamos sobre las tradiciones como si fueran montones del polvo dorado de la naturaleza humana, de los cuales las circunstancias fueran destiladas. Mientras el hombre recorre su ruta por la experiencia, aprende del hombre. Lo que aprende cae como el polvo dorado el cual al ser tocado otorga el poder de la visión futura. El artista posee este poder y conoce el mundo aun antes de que éste hubiera comenzado. Se expresa en términos de verdades psicológicas1.

La segunda es del gran fotógrafo Armando Salas Portugal, que tuvo la oportunidad de retratar los espacios de la obra arquitectónica de Luis Barragán. Sus palabras nos llegan muy adentro.

Arquitecto Barragán:
Usted será siempre recordado por la poesía y belleza que dio a su arquitectura.
También se sentirá emoción al contemplar el Xitle y su Pedregal.
La Tierra formó un jardín salvaje y usted lo hizo habitable.
Su obra enaltece la realidad en la que habitamos2.

1 “A propósito de Luis Barragán”, Louis I. Kahn

2 Fragmento de “Luis Barragán: su obra Conceptos, reflexiones y vivencias personales” en “Barragán. Fotografías de la arquitectura de Luis Barragán por Armando Salas Portugal”. Editorial Gustavo Gili, S.A., 1992, Barcelona. P.12

Pie de fotografía: 01 Retrato de Luis Barragán. Fuente de la imagen http://catalogo.artium.org/