El perfil de la ciudad está compuesto por una variedad de siluetas de edificios que, de forma conjunta, proporcionan una imagen icono de la ciudad. Unos de los protagonistas principales de estas siluetas son los rascacielos que con sus formas alargadas desafían el crecimiento vertical.

Los rascacielos se componen de múltiples plantas, en apariencia todas siguen una misma forma, sin embargo, cada una es única porque puede albergar usos diferentes y formas de habitar variadas. De manera, que las siluetas de los rascacielos tan definidas y concretas pueden esconder un universo de diversidad.

El taller infantil “Soñando rascacielos” en TXOKOlate ha consistido en la construcción de un edificio de gran altura creado en equipo. Hemos partido del diseño individual de cada una sus plantas dando rienda suelta a la imaginación. Hemos aprendido a identificar la escala de los espacios a través del dibujo de sus elementos y también hemos ensayado diferentes formas de organizar el espacio de una vivienda y sus muebles. A través del color y las texturas de materiales hemos creado ambientes variados que nos han permitido soñar con la casa ideal.

Cada uno de los diseños reservaba espacios para dormir, jugar, comer, reunirse, descansar… Un sin fin de posibilidades. Una vez preparadas cada una de las plantas sólo faltaba sumarlas en vertical para construir el rascacielos.

Antes de comenzar su construcción hemos buscado en el territorio una ubicación idónea que fuera respetuosa con el medio ambiente y los elementos existentes. Por lo tanto, hemos analizado los diferentes condicionantes naturales del entorno para evitar las zonas verdes y las áreas inundables de los ríos. También hemos buscado las zonas con una buena conexión con la ciudad que garantizase la accesibilidad y la compatibilidad de usos. Como resultado hemos encontrado la ubicación ideal para el edificio.

Una vez identificada el área perfecta, hemos levantado una a una todas las plantas del rascacielos viendo como la diversidad de diseños podía dar como resultado un proyecto colectivo integrador.

Soñando rascacielos es el taller de arquitectura donde estar en las nubes es totalmente necesario.