Sábado 23 de abril, día del libro, y el lanzamiento de la primera edición de “tras la pista”. A las 11:00 ya estaba Libu engalanada y preparada para recibir a los participantes que no tardaron en ir llegando. Cada uno iba recogiendo su material para poder participar en el juego: los sobres personalizados, las cartillas de respuestas y el bolígrafo o el lapicero según el caso. Se podía sentir un ambiente entre expectante y emocionado, todos impacientes por enfrentarse al reto que tenían entre manos. Algunos incluso tratando de adelantarse espiando las pistas antes de tiempo.

Desde la puerta de Libu dábamos el pistoletazo de salida, comenzaba el juego y una invitación a pasar una mañana llena de diversión y descubrimientos. Era el momento en el que todos los grupos de amigos y amigas, las familias, las parejas y los niños habrían su sobre de pistas y comenzaban el recorrido a través de las calles del Casco Viejo para descubrir varios de sus edificios. La literatura era la excusa para ir acercándose a distintos rincones, algunos lugares muy emblemáticos y otros quizás más discretos pero bajo la mirada atenta de algún ilustre escritor bilbaíno.

A medida que los equipos iban saliendo hacia los distintos puntos del recorrido, las calles se iban llenando de verde arkikultura y de personas plantadas delante de los edificios mirando hacia arriba, observando y descubriendo detalles en las fachadas, inscripciones en sus placas y alguna sorpresa inesperada en edificios por los que habían pasado tantas y tantas veces y no se habían fijado.

Iba avanzando la mañana y las cartillas de respuestas se iban cumplimentando y las pistas se iban resolviendo. Poco a poco fueron llegando los distintos grupos al punto de encuentro del final del juego. Todos tenían un premio esperándoles: una libreta de arkikultura para los más txikis y una guía completando la información de los edificios que habían visitado durante el recorrido para los más mayores. Ya sólo nos quedaba sortear todos los premios que habían donado con tal motivo Libu, Librería Cámara, Txokolate y Garcia de la Torre Arquitectos. Parece que el mejor regalo que se llevaron todos fue el de haber pasado una mañana diferente aprendiendo y redescubriendo algunas curiosidades sobre nuestra arquitectura.

Pronto nos veremos en la siguiente edición… sólo una pista os podemos decir: “¿quién sabe por dónde sonará la flauta en esta ocasión?”

Por mi vida familiar y profesional he participado en muchas actividades y organizado unas cuantas. Como “tras la pista” he visto pocas.
Loli Velasco, Directora de la Asociación Zubietxe (via twitter)
Ha sido un Dia del Libro estratosférico. Gracias ArkiKultura por elegirnos para empezar “Tras la Pista”
Libu, Librería punto de partida para el juego. (vía Twiiter)
Súper divertido el concurso de ArkiKultura!! Nos lo hemos pasado genial.
Patricia, (vía Twiiter)
Estupenda y original iniciativa para compartir con la familia y/o amig@s que nos permite redescubrir nuestra ciudad.
Participante de Tras la Pista , (vía encuesta)
Un rato apasionante y entretenido, con muy buen rollo.
Participante de Tras la Pista , (vía encuesta)
Muy amena y a la vez aprendes cosas cercanas que no te fijas en el día a día.
Participante de Tras la Pista , (vía encuesta)
Accesible y original
Participante de Tras la Pista , (vía encuesta)
Lo hemos pasado genial! Grandes y txikis! Estaremos atentos a nuevas actividades. Gracias por todo!
Natalia, (vía facebook)