Rehabilitar un barrio con nuevas construyendo pero conservando su memorio histórica y la esencia del lugar es un arte. Esto es lo que sucede en el edificios de viviendas de protección oficial en San Antón del estudio cooperaCtiva. Contábamos sus secretos en a I Love Bilbao.

El último mineral de la mina de San Luis: 85 viviendas de Protección Oficial en San Antón.

Ascendiendo hacia el nuevo barrio de Miribilla, en el área de la antigua mina de hierro de San Luis, se levanta, de manera compacta, un elegante edificio de viviendas sociales realizado por los miembros del estudio bilbaíno cooperaCtiva arquitectura.

La metáfora del mineral de hierro como la última pieza extraída de la antigua mina, doblada y trabajada en caliente hasta darle la forma deseada, nos conduce a un resultado nada convencional. El edificio, lejos de encerrarse en sí mismo, adapta su forma, creando relaciones entre el patio interior; entendido como un oasis y remanso de paz; y el paisaje exterior, a través de grandes huecos que los autores denominan “ventanas urbanas”. De este modo, se consigue que el patio pase de ser particular para incorporarlo al resto de espacios de la ciudad. Es así como los usuarios de las viviendas sienten de una manera especial el vínculo y pertenencia a la ciudad que les rodea.

La imagen que nos transmite el edificio es contundente. Hacia el exterior, se ha utilizado como material el panel prefabricado de hormigón con un tono oxidado, en esa evocación del mineral extraído de la antigua mina. Sin embargo, hacia el interior, el aspecto es metálico, pero plateado y pulido en esta ocasión, creando un entorno acogedor y muy luminoso, independiente de la climatología.

El carácter social de estas viviendas es para los autores un estímulo y un reto. Su trabajo tiene como objetivo dotar de protagonismo al espacio público y conseguir que la vivienda social participe en la transformación y renovación de la ciudad existente mediante pequeñas acciones que favorezcan los usos de la comunidad. En este caso, el éxito es rotundo; aquel último mineral extraído y trabajado, ha conformado un entorno acogedor sin perder la memoria del lugar.

85 viviendas de protección oficial en San Antón. cooperaCtiva arquitectura. Año de finalización del edificio: 2010.